martes, 13 de enero de 2015

Homenaje a las víctimas de atentados en París.

Este miércoles 14 de enero la Alcaldía Mayor y las Secretarías de Gobierno y de Cultura convocan a una manifestación intercultural al medio día en la Plaza de Bolívar con asistencia del Alcalde Mayor, Gustavo Petro, el Embajador de Francia, S.E Jean-Marc Laforêt, representantes de diferentes credos, organizaciones civiles, y artistas, comunicadores y personas indignadas ante los actos que pretenden acallar la libertad de expresión y dirimir los conflictos a través de la violencia.
La Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, apoya la aparición del periódico satírico CHARLIE HEBDO, cuyo comité directivo y de arte, fue masacrado el jueves 8 de enero pasado en Paris. Bogotá no ha podido sustraerse a actos extremistas que también han tratado de silenciar voces críticas que desde el arte, la cultura y los escenarios y medios de comunicación, son expresión de libertad, de la voluntad del debate de ideas y de necesidad de una transformación social que conduzcan a una mayor democracia y al respeto a las diferencias. Artistas enfáticamente políticos como Jaime Garzón, con humor e ironía provocan (pues su presencia sigue muy viva) a la reflexión y la risa de una “zoociedad” que acogía con entusiasmo su crítica implacable a la politiquería y a la sociedad que la sostenía. Colombia, luego de México, es el país de América en el que más periodistas han sido asesinados desde el año 2000, según un informe de Reporteros Sin Fronteras, RSF. Para RSF, "muchos de estos periodistas (56) fueron víctimas de su afán de denunciar las violaciones a los derechos humanos, el crimen organizado, la corrupción y las injerencias". Recordemos la cita de Camus de la Fundación para la Libertad de Prensa: Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”.
Bogotá tuvo también graves momentos, así muchos los desestimaran, en que artistas e intelectuales fueron estigmatizados y obligados a partir del país. Entre ellos, el mismo Nobel de literatura, Gabriel García Márquez, la escultora Feliza Burztyn, el escritor Arturo Alape. Tal vez no haya que olvidar que hoy en día, la artista cubana Tania Bruguera quien no puede entrar a su país porque durante un performance en la Universidad Nacional repartió cocaína entre el público. En 2013, Doris Salcedo, cuya obra es uno de los testimonios más profundos sobre la violencia en nuestro país, expresaba en entrevista a Razón Pública con Roció Londoño: “El buen arte siempre es político porque siempre está abriendo espacios desconocidos. Está en contra del establecimiento o a favor.” 
Desde otro tiempo y frontera de la creación, Federico Fellini, quien fuera dibujante en la revista satírica Marc Aurelio en su juventud, afirmaba que el artista vive con la necesidad infantil de transgredir en un mundo donde no existe la libertad total. Esta ausencia de libertad se convierte en el resquicio necesario donde surge la obra, que no es mentira, sino visión de aquello que otros no se arriesgan a ver. Así, la historia del arte, es la historia de las transgresiones, y la creación es esa rasgadura en el paraguas con el cual tratamos de protegernos del caos, afirma el filósofo francés Deleuze.
Charlie Hebdo hace parte de una tradición en Francia de la práctica del humor, la ironía y la transgresión en Europa. Humor en el que subyace su libertad y su pensamiento. Seguramente, asomó lo siniestro en los dibujos de Charlie Hebdo. Sin duda el humor de Charlie produjo la paradoja, tal vez el cinismo…. ¿qué puede entonces afirmar el humor?, se preguntaba Delueze. Su respuesta fue la paz. La ironía consiste en el movimiento continuo hacia lo profundo a través de la manifestación.
¿Qué afirma entonces este acto? Muchos, diversos, plurales han empezado ya a dar su testimonio. Para la paz y el humor, es necesaria la libertad. Libertad, igualdad, fraternidad, valores que debemos tomar rigurosamente. Para nosotros lo que sigue debe ser tributo y lucha por la democracia y el interculturalismo que deben continuar, por ello este miércoles asistiremos a una nueva  lucha cuya única arma es el lápiz y la capacidad de creación.

 Je Suis Charlie

Fotos y texto: Cortesía Oficina de Prensa.
 Síguenos en Twitter a través de @LAREVUEMagazine
Hazte fan en Facebook de La Revue-Página Oficial
Síguenos también en Instagram @LaRevueMagazineCo

No hay comentarios:

Publicar un comentario